EL MERCADO DE ABASTOS

 

El mercado de abastos es uno de los más antiguos de la comarca, y durante una buena parte del siglo XX fue un elemento básico en la vida económica del pueblo. Construido en los años 30, albergó las carnicerías y los puestos de hortalizas y otros productos de compraventa diaria en Pegalajar. Además, en sus proximidades muchos campesinos buscaban a primeras horas de la mañana hacer el trato con el que conseguir un jornal. Por todo ello, este lugar fue también uno de los espacios de interacción social más importante del pueblo.

El edificio se ubica en el centro de la localidad. Aún conserva su estructura primitiva, de planta cuadrangular, y la mayor parte de los elementos arquitectónicos que lo caracterizan. Tiene dos plantas, la de abajo era el antiguo matadero y en la primera se sitúa el mercado, con patio central cerrado con cancela de hierro, alrededor del cual se establecían los puestos de venta. En cada esquinase eleva una torreta donde se guardaban los utensilios de uso diario en las actividades que se desarrollaban. La mayor parte de los materiales del edificio son los tradicionales: muros de tosca, mortero de cal y arena......

La parte posterior del edificio conecta en desnivel con la Huerta, por lo que tiene una panorámica privilegiada sobre la misma.