URBANISMO:

Históricamente el pueblo ha ido creciendo y desarrollándose en torno a la Fuente de la Reja. Hacía 1870, el pueblo en su extensión ya había llegado allí y, a finales de siglo, la sobrepasa. Las construcciones nuevas abarcan parte del ejido de la Presa, por un lado, y el cerrillo de la fuente por otro, e incluso en la zona contigua a la era de San Gregorio.

La Charca de Pegalajar (también llamada “Presa” y “Estanque”) tiene también una importancia urbanística notable por el hecho de encontrarse esta balsa de agua dentro de la población y ser sus alrededores zona de paseo. Ya en 1903, se aprobaron y salieron a subasta las obras de amurallamiento de la Charca en todo su perímetro. En 1944, se realizaron nuevas obras de mejora y acondicionamiento, con fondos del Ministerio de Trabajo y de la Diputación Provincial; así como el acondicionamiento del parque y de la explanada donde se encontraba el ejido. La década de los sesenta fue la época dorada del recinto, convirtiéndose en un pequeño núcleo turístico a nivel comarcal.

En cuanto a los pilares existentes en la población, desde un principio se buscó una ubicación funcional, buscando un fácil abrevadero para el ganado y un cercano surtido para la población. A mediados del siglo XIX, existían dos. Uno situado en la plaza de Santa María -hoy del Pueblo- y otro en la Laguna, ambos se abastecían por una conducción que venía de la fuente de la Reja.

El abrevadero de piedra que recoge el agua de este último pilar, fue instalado entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, por el traslado que se hizo de él desde la Plaza de la Constitución. Esta cañería, que partía de la fuente de la Reja para abastecer los pilares públicos, también lo hacía con algunas casas particulares, varios molinos y el lavadero público situado en las Albercas.

El servicio domiciliario de agua se realizaba utilizando vasijas, que una tras otra eran metidas y sacadas en el mismo manantial. Otras cañerías públicas existentes servían para el funcionamiento de fábricas aceiteras y para el nuevo pilar de La Paloma.